Seguidores

jueves, 10 de noviembre de 2011


Ese día conocí a Paul,era una persona fantástica.Pero después de pasar días,semanas e incluso meses juntos,me dijo que le gustaba.No era,desde luego,mi prototipo de chico.Al revés.Un día me sorprendió viniendo a casa a buscarme.Me vendó los ojos y me cogió en brazos.No paraba de gritarle que me soltara,riéndome,aunque por otro lado me gustaba.Después me llevó en su moto y me volvió a coger en brazos,aunque esta vez me bajó cuando le dije que me bajara.Me quitó la venda y estábamos en la orilla de la playa.Comenzamos a caminar.Y después de caminar media hora no paraba de preguntarle a dónde íbamos,cuánto quedaba...
+Me duelen los pies,¿cuándo llegamos?
- ¿Quieres que te lleve a corderetas?
+ No,me preocupa que pese demasiado.. -pero antes de que me diese cuenta ya me había cogido.Se puso a correr y yo me agarré a sus hombros.Dijo que se estaba haciendo de noche y que era mejor pasear por allí,y me bajó de su espalda.
- ¿Ya no te duelen los pies? -me preguntó.
+ No,pero desearía que me cogieses otra vez.Si quieres finjo el dolor.No quiero separarme de ti. -me sonrió.
- Yo tampoco. -me miró a los ojos y me besó.Me cogió en brazos,me tumbó en la arena y me volvió a besar.
No sé cómo lo habia hecho,pero me sentía mejor que nunca.

1 comentario: