Seguidores

viernes, 27 de abril de 2012

De repente, me sorprendió diciendo:
- Te quiero.
+¿Puedes repetirlo?
- Vamos, lo has oido perfectamente. -sonrió.
+Sólo quería volverlo a escuchar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario