Seguidores

lunes, 27 de agosto de 2012



Se le escapó un: te quiero,pequeña. Creo que él también lo pensó. Y después de aquella cara de haberse dado cuenta, él sonrió. 
-Sí,he dicho te quiero.- dijo.
Parecía no estar arrepentido, al revés, sonreía más que nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario