Seguidores

jueves, 27 de septiembre de 2012

No sé si hay cosa que más odie que los espontáneos que se meten en problemas ajenos,que no le incumben. Con la intención de ser el amig@ perfect@, dando la cara por la otra persona y metiéndose al ajo,al final jode todo. 
La otra parte de esto, es que nunca se sabe todo lo que ocurre perfectamente. Siempre hay una versión que es la que acaba ganando.
Quizás lo que haya que saber primero sean los hechos,pero no los que cuenten,sino los reales. Y luego ya se habla.
Impulsos,impulsos...
Primero hay que plantearse.. ¿y si antes de hablar pensamos?


No hay comentarios:

Publicar un comentario