Seguidores

miércoles, 23 de enero de 2013

Hacía mucho que no te escribía, lo sé, no he tenido mucho tiempo. Pero hoy quería decirte que te echamos de menos. Cómo pesa decir esta frase..., y siempre que la digo refiriéndome a ti, se me saltan las lágrimas. Pero no, abuelo, no son lágrimas de tristeza, son de orgullo, por haberte tenido, como ya te dije.
Bueno, quería contarte un poco todo. La verdad es que te están mencionando bastante en este tiempo, pero debo de ser la única que se emociona al oír tu nombre.
Las cosas han cambiado tanto desde que te fuiste... la abuela está irreconocible. Tiene sus días malos, como todos, pero sonríe a pesar de todo, como tú. Se encuentra un poco sola, ya sabes, pero tranquilo, haré que ese sentimiento le dure poco.
La verdad es que tu cuarto está muy vacío sin ti, han puesto la cama de matrimonio que había antes, y han devuelto la tuya especial. También está otra vez ese espejo tan grande en el que había fotos pegadas, y en el que se mira la abuela todos los días y sonríe al ver la foto tuya.
No ha sucedido gran cosa, la verdad, pero tenía ganas de escribirte.
Espero... bueno, la verdad es que no espero nada, no puedes volver...
Pero, donde quiera que estés, prométeme que estás bien, y que te acuerdas de nosotros.
Te quiero, abuelo.

1 comentario:

  1. TE HE NOMINADO AL PREMIO LIESBTER! <3
    http://unodemilestilos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar