Seguidores

martes, 19 de marzo de 2013

Ya está bien. Prometo que voy a cambiar. No voy a estar toda la noche dándole vueltas a un tema concreto, ya que eso no viene nada bien; voy a (des)confiar en una persona lo justo; y ya vale de ser buena y tonta, que hay bastante diferencia. No voy a estar un día sin sonreír, pero, eh, solamente se cumplirá esto si la sonrisa es verdadera. Por eso, decido cambiar, pero me voy a dar un tiempo, no quiero ser mañana una persona diferente a como soy, ya que no quiero cambiar de un extremo a otro, pero sí quiero mejorar en algunas cosas, reflexionar y pensar si realmente valen la pena algunas cosas. Y, aplicándome, esta no vale la pena.


No hay comentarios:

Publicar un comentario