Seguidores

domingo, 26 de mayo de 2013

La echo de menos.

He estado pensando durante este tiempo. La verdad es que admito que me equivoqué, pero no fui la única. Pedí perdón en su momento, las veces que hicieron falta. Pero, he de decir, que no fui yo solamente la que tuve errores. Las dos actuamos mal, sí. Y, de vez en cuando, hay que saber cuándo olvidar y cuando no. Este es un momento en el que es necesario olvidar. ¿No te das cuenta de los momentos que pasamos? ¿Esos veranos tan increíbles? Ya, lo sé. Tenemos rachas, tenemos momentos en los que no se nos puede ni hablar. Pero las reconciliaciones de después y los momentos increíbles nos hacen grandes. Teníamos una amistad que sobrepasaba los límites de lo imaginable. La verdad es que nunca quería que se acabase. Yo misma me arrepentí al mandar ese: ¿Sí o no? y ver un 'No.' por respuesta. La verdad es que no me lo esperaba para nada.
Nunca esperaba tener una amistad tan increíble a distancia, con tan buenos momentos. Pero lo que tampoco esperaba era que se acabase tan rápidamente, que no nos fuésemos a hablar en meses, y que ya no podamos ni mirarnos a la cara. No sabes cuántas veces he deseado recibir un mensaje con un: '¿Lo olvidamos?', o un 'Perdóname.' o, aunque sea, yo enviarlo. ¿Sabes las ganas que tengo de que volvamos a estar como antes, riéndonos de cualquier tontería? Sí, te echo de menos. Echo de menos todo, y no sabes cuántas veces he deseado borrar ese motivo (no consigo recordar cuál es) por el que nos distanciamos.
Por mí, como ya te dije, olvidaría todo. Pero hay una pega: tu opinión. Esa que está en contra de la palabra 'olvidar'...

1 comentario: