Seguidores

sábado, 4 de mayo de 2013

La verdad es que antes me preguntaba si estaba haciendo bien, si me asaltarían dudas en un momento, éstas que joden todo. Esas dudas. Me preguntaba si me estaba engañando a mí misma, si me arrepentiría de haberlo hecho, qué pasaría después, qué pensaría la gente... y, como veréis, tengo bastantes cosas por las que preocuparme. Pero, ¿creéis también que tengo respuesta para todo? ¿Que he pensado en todo? No.  No he pensado en la mitad de las cosas de esta lista, sino en otras mejores.
He pensado que vale la pena hacerlo, que no me arrepentiría, y que si no arriesgas, no ganas. Exacto. Si no arriesgas, no ganas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario