Seguidores

viernes, 16 de agosto de 2013

No te engañes. No pienses que no puedes, porque te equivocas. No pienses que esto es el final, porque es sólo el principio. Sé que es difícil, que no es lo que esperabas. Que se había convertido en una costumbre ya. Que echarás de menos sus buenos días, que durante unos días pensarás que es normal esconder esa sonrisa, pero no, no lo es. Se ha acabado, ahora sólo quedan esos recuerdos, que se quemarán hasta que sólo queden cenizas. Sabes, en todo momento me has tenido aquí, a tu lado, y no pienso dejarte sola ahora. Ni ahora ni nunca. Estoy aquí, para lo que sea, si quieres desahogarte a las tantas de la mañana, o quieres abrazarme cuando haya tormenta. 
No te pienso soltar jamás. ¿Has oído? Jamás. Así que sécate esas lágrimas, saca esa preciosa sonrisa que tienes y quítate esos pensamientos. Tú vales más que todo esto. Recuérdalo.










No hay comentarios:

Publicar un comentario