Seguidores

viernes, 28 de marzo de 2014

Sin sentido.

Cada vez tengo menos cosas en claro. Me encantaría ser de estas personas que tienen su vida ordenada, que tienen en cada estante unas determinadas cosas, pero en cambio, en la mía, un estante abarca más de mil temas. No sé ni cómo se me ha ocurrido esto... pero no voy del todo mal.
No siempre las cosas salen como uno quiere, no puedes gustar a todo el mundo. Y cosas así son las que nos dicen, y tienen toda la razón. Un día puede ser soleado, pero si no es mañana, será al otro, y ese día estará nublado. Habrá gente que odie determinadas cosas de ti, y otra gente que puede enamorarse de esas cosas, quién sabe.
Mientras yo tenía delante de mis ojos el claro ejemplo de lealtad, buscaba casos ajenos. La gente no cambia. Cada uno es como es, y, como dicen, se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Pero nunca sabes en realidad qué verdad creer, bueno, qué versión creer. Y esta es otra entrada que no tiene un tema propio, pero supongo que las cosas son así. Nunca se termina de conocer a las personas, supongo. ¿O sí? Todo el mundo tenemos errores, todo el mundo somos personas. Y sino, felicitaré a aquel que no haya cometido un solo error.
En fin... sólo se me ocurren pensamientos sueltos, pensamientos que pienso y voy escribiendo, pensamientos que no tienen ni pies ni cabeza, pero parece que enganchan.
Y odio que determinadas cosas cambien, quizás estaba todo mejor antes. Pero, en cambio, dejaría alguna cosa que tengo ahora mismo.
Me revienta perder personas con el tiempo, que cambie la confianza. Y piensas: vale, pues se arregla y ya. No es tan fácil. Es como tener una astilla clavada que no deja que todo sea como lo era antes, que sea mas extraño. Conversaciones de ascensor las suelen llamar. Conversaciones que se pueden ahorrar.
Y finalizo diciendo que aunque determinadas puertas se cierren, otras, aunque sea tiempo después, pueden abrirse. La vida es un abrir y cerrar de puertas, por muy raro que suene. Momentos desaparecen, momentos se crean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario