Seguidores

martes, 29 de abril de 2014

Uno de tantos errores que tengo es no tomarme bien las críticas. A nadie nos gusta saber las cosas malas de cada uno, o nuestros errores.
La verdad es que llevo unos días con poco ánimo. Levantarse de la cama, apagar la alarma y pensar "hoy va a ser un buen día." Ya me gustaría... No hay día en el que no pase algo. Y por mucho que persistas en seguir haciendo según qué cosas, puedes fallar. No siempre puedes. Hay veces que lo más sencillo es abandonar, pero no se puede.
Sinceramente, no sé quién soy. No sé qué es lo que tengo de bueno, ya que únicamente veo cosas malas. Cosas y días malos.
Ojalá pudiera tener ese rasgo de la personalidad en el que piensas que "lo que digan los demás, está de más", o que me de igual lo que la gente piensa de mi, o me diga. Pero no creo que ese rasgo tenga cosas buenas. Sino, ¿cómo veríamos la realidad? No sé de qué va esta entrada, no sé ni por qué estoy escribiendo esto. Líneas completamente diferentes, aparentemente sin ningún sentido.
Supongo que me jode, pero es lo que hay.

No hay comentarios:

Publicar un comentario